Más de 8.000 entidades y cooperativas impulsan la creación del Centro Catalán de Empresa y Derechos Humanos

5.07.21 | Actualidad

Barcelona, 5 de julio de 2021.- Nuevo acuerdo político de la sociedad civil para sacar adelante una propuesta legislativa pionera en el mundo. Hoy se ha registrado en el Parlamento de Catalunya la Propuesta de Ley de creación del Centro Catalán de Empresas y Derechos Humanos, con el apoyo de los grupos parlamentarios de Socialistes i Units per Avançar, Esquerra Republicana, Junts per Catalunya, Candidatura d’Unitat Popular – Un Nou Cicle per Guanyar y En Comú Podem.  La propuesta fue elaborada por el Grup català d’Empresa i Drets Humans que formen Lafede.cat – Organitzacions per a la Justícia Global y la Taula Catalana per la Pau i els Drets Humans a Colòmbia, ambas plataformas de entidades del tercer sector. En total, más de 8.000 entidades de la sociedad civil apoyan la creación de este organismo pionero.  

En la rueda de prensa celebrada en el Parlament, Amaia Garcia, portavoz de las entidades promotoras, ha expresado que “el futuro Centro Catalán de Empresa y Derechos Humanos velará por que la internacionalización de  la economía catalana no genera impactos negativos y vulnere los derechos humanos, en particular en los países más empobrecidos”. 

El Centro catalán de Empresa y Derechos Humanos es una propuesta referente al mundo en la evaluación del impacto sobre los derechos humanos y el desarrollo sostenible de las operaciones de las empresas que operan en Catalunya y en el exterior. En este sentido, Marco Aparicio, también portavoz del Grup ha señalado que “el Centro catalán de Empresa y Derechos Humanos es un organismo público, independiente y con participación de la sociedad civil que es único y necesario; confiamos que pronto sea una realidad “. Aparicio ha destacado algunas de las funciones que tendría el Centro: investigar demandas de posibles vulneraciones de derechos de las empresas, acompañar a las comunidades afectadas, pedir a las empresas que participen en procesos de esclarecimiento de estas investigaciones y sancionar a las empresas que se nieguen a responder a los requerimientos de información.

El Parlamento de Catalunya ya ha demostrado en varias ocasiones su apoyo a la creación de este Centro con tres resoluciones desde el 2016, por unanimidad o mayoría absoluta. Con este Centro, Catalunya sería pionera en la defensa de los derechos humanos en el mundo y en garantizar la actuación responsable de las empresas transnacionales que operan en Catalunya, tal y como se está solicitando desde Naciones Unidas.

¿En qué consiste la propuesta del Centro?

El futuro Centro de Empresas y Derechos Humanos velará para que el proceso de internacionalización de la economía catalana no genere impactos negativos, especialmente en los países más empobrecidos, y será el instrumento que garantizará la coherencia entre las políticas económicas, de acción exterior y de cooperación internacional.

El Centro será un organismo público e independiente que rendirá cuentas a la sociedad civil, al Parlament y al Gobierno de la Generalitat. Su principal objetivo será el seguimiento y evaluación del impacto de las empresas catalanas o transnacionales con presencia en Catalunya, sobre los derechos humanos o el medio ambiente, en comunidades o regiones de otros países. Este organismo público supondrá un importante avance en la regulación del sector empresarial en materia de derechos humanos y de defensa del medio ambiente. Más de 3.000 empresas catalanas operan en el exterior, de forma directa o mediante más de 7.500 filiales.

Las entidades de paz, cooperación y derechos humanos trabajan desde 2014 para hacer realidad este Centro que, creen, aumentará el impacto estratégico de la política de cooperación internacional y se convertirá en un ejemplo de coherencia de políticas públicas, tal y como establece la Ley Catalana de Cooperación y la Ley de Acción ExteriorLa web AlertaDH  recoge diferentes casos y ejemplos de violación de derechos humanos por parte de empresas catalanas, identificados e investigados por el Grup d’Empresa i Drets Humans.

Amplio apoyo social

Si hace un año la propuesta estaba impulsada por dos plataformas de segundo nivel que representan unas 150 entidades, esta vez son más de 8.000 las organizaciones sociales que lo apoyan. La iniciativa tiene el apoyo de los principales sindicatos de Cataluña (CCOO Catalunya, la UGT de Catalunya y la Intersindical-CSC), así como del Fons Català de Cooperació al Desenvolupament, organismo con 319 socios, entre los cuales 287 son Ayuntamientos (que representan el 85% de la población que habita Catalunya), 14 consejos comarcales, 4 diputaciones, una mancomunidad, y 13 entidades y ONGs. También se cuenta con el apoyo del Consell Nacional de la Joventut de Catalunya  y del Consell de la Joventut de Barcelona, el Consell d’Associacions de Barcelona y un gran número de organizaciones sociales como la ’AESCAT (Associació d’Economia Solidària de Catalunya), una entidad de cuarto nivel, que aglutina a 7.422 organizaciones y agrupa a las principales plataformas de representación de las diferentes familias de la economía social de  Catalunya: la Confederació de Cooperatives de Catalunya, la Taula d’Entitats del Tercer Sector Social de Catalunya, la Confederació Empresarial del Tercer Sector Social de Catalunya, la Federació de Mutualitats de Catalunya y la Xarxa d’Economia Solidària de Catalunya. Asimismo, se cuenta con el apoyo del Col·lectiu Ronda d’advocats i advocades y otras plataformas sociales y cívicas como la Campanya No a los Tratados de Comercio e Inversión, Mujeres Migrantes Diversas, Rebel·lió o Extinció Barcelona y el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes.

 

¿Quién forma parte del grupo impulsor?

El Grup català d’Empresa i Drets humans está integrado por 18 entidades de dos plataformas distintas, Lafede.cat – Organitzacions per a la Justícia Global y la Taula Catalana per la Pau i els Drets Humans a Colòmbia. El Grup cuenta, además, con personas investigadoras expertas del TNI – Transnational Institute, así como de diferentes universidades (Universitat Autònoma de Barcelona, Universitat de Barcelona, Universitat de Girona, Universitat Rovira i Virgili y Universidad del País Vasco). Las 18 entidades son: Alianza por la Solidaridad, AlterNativa Intercanvi amb Pobles indígenes, Amnistia Internacional Catalunya, Centre Delàs, CooperAcció, Entrepobles, Enginyeria Sense Fronteres, Farmamundi, Fundació Pau i Solidaritat – CCOO Catalunya, Justícia Alimentària Global, Justícia i Pau, NOVACT, Observatori DESC, ODG, SETEM, Sindicalistes Solidaris – UGT Catalunya, SUDS y Brigades Internacionals de Pau de Catalunya (PBI) en tanto que entidad observadora. 

Categorias